sábado, 21 de enero de 2012

Dudar

Me pides que confíe en el azul del cielo ,
en la promesa escrita del profeta de verdad,
que rompa el yugo de los temores infantiles
y que deje a un lado los besos de Soledad .

Soy la suerte del ignorante y sabios consejos me intentas dar , pero yo en mi inmundicia encuentro descanso y en mi condena , la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario